Sin categoría

ESTÁS EMBARAZADA!!!

Bienvenidas a este espacio tan lindo. Hoy quiero compartirles cómo fue que me enteré de que estaba embaraza, muy cómico la verdad.

Realmente no lo estábamos buscando, ya teníamos varios meses pendientes para ir a control para nuevos anticonceptivos, pero para ese entonces era algo complicado sacar una cita médica ya que trabajábamos casi que de lunes a lunes.

Después de uno de los eventos más grandes de Herbalife que se llevó a cabo aquí en Panamá, creo que llegue muy emocionada por las nuevas metas, aunque está no estaba contemplada para este año se adelantó jajajajajaja.

Para finales de febrero de 2019 realmente estaba en pleno proceso de definición muscular, estaba entrenando rudo y con régimen de alimentación para eso. De repente me daba cuenta que me molestaba un poco hacer ciertos ejercicios y cómo que no tenia el mismo rendimiento al entrenar. Las mañanas para mi eran una tortura ya que no podía levantarme y casi siempre llegaba tarde al trabajo.

Recuerdo que al finalizar la jornada laboral me iba con una de mis compañeras y al tomar el transporte siempre llegaba al metro verde y con ganas de vomitar, mi amiga me decía Sabrina… ¿no será que estás embarazada? Y yo, estás loca!!!! con expresión molesta, pero en que momento si trabajo como trabajo no me da tiempo de nada, además yo llevo muy bien las cuentas….. Así que chicas no se confíen jajajajajaja

Llego un punto en el que me dormía frente a la computadora y obligatoriamente dormía un ratito en el comedor después de almorzar mientras mi compañera me guardaba la zona. Ya para éstas semanas, el cansancio no era realmente nada agradable 😦  me di cuenta de que no podía hacer ejercicio porque sentía incomodidad y empecé a sentir cierto dolor particular en mi vientre.

Recuerdo que en unos de esos fines de semana de malestar nos fuimos a una finca y montamos caballo parejo (aquí es cuando digo oooooo Dios, que peligro).

No les he contado, pero hace un tiempo tuve una perdida, tenía dos meses de embarazo (historia que les cuento en otro post) y más o menos sabía diferenciar cuando era un dolor de vientre o cuando era una contracción o el dolor de la implantación del ovulo. Le insistía a mi esposo que el dolor no era muy particular y que debía hacerme una prueba. Pero ambos fanáticos del control decíamos es imposible que estemos embarazados.

A escondidas un jueves recuerdo, decidí comprar una muestra que venden en la farmacia ya que tenía 5 días de retraso y con todos estos malestares locos que les comento que ya venían de varias semanas. Llegue a casa y antes de entrenar tome la prueba y salió Negativa chaaaaaanchaaaaaannnnn. Mi cara era como rara con sentimientos encontrados, yo quería pero no quería, estaba triste y feliz a la vez. Creo que sólo entre mujeres entendemos esta parte ajajajaj o tal vez ya las hormonas estaban haciendo su efecto.

Seguí entrenando ya que estaba segura que era negativo, el tema es que de repente no me quedaba muy bien la ropa de hacer ejercicio, los pantalones del trabajo, la ropa interior y decidí escribirle a una amiga, esta amiga es farmaceuta de profesión y hermana de las que uno elige en el camino jajaja, le comento que a los 5 días de retraso me hice una prueba casera y salió negativa pero le cuento todos los acontecimientos que he tenido, ella riéndose me dice, “Sabrina… Son muy poquitos días para que una prueba casera te salga positivo; lo mejor es que te hagas una prueba de sangre para estar segura.” Yo.. “bueno”, subiendo mis hombros como en señal de protesta decidí ir al día siguiente antes de la oficina al laboratorio de los chupa sangre jajajaja.

Fui temprano sin decirle a nadie, sólo sabía mi amiga y bueno di un tubito de mi sangre y me dicen puede venir a las 3 de la tarde para buscar sus resultados. Perfecto…. Llegue a mi oficina, había reunión con el equipo y bueno trataba realmente de tener la ansiedad relajada, pero les soy honesta no tengo ni la más mínima idea de lo que se habló en esa reunión.

No me aguanté, y llame a las 12 del medio día y fue más o menos así la narrativa:

Sabrina: Hola Buenas tardes, si estoy llamando para saber si están listos unos resultados de sangre.

Laboratorio: A si perfecto facilíteme su nombre e identificación y le confirmo.

Sabrina: Sabrina Fumero, pasaporte tal.

Laboratorio: Perfecto deme un segundo…….. Felicidades va a ser madre.

Sabrina: …. Plop.

Laboratorio: Aló, Aló, Joven ¿está allí? Aló, sonido de colgaron la llamada.

Jajajajajaj se podrán imaginar mi cara de trauma, susto, desmayo, frío, calor y mis palabras eran ¿Y ahora?

Si en la mañana no escuche nada de la reunión, ahorita menos iba a estar pendiente.

No fue si no hasta el día siguiente que le dije a mi esposo que estaba embarazada, y bueno súper emocionado y feliz…

Enseguida nos pusimos en contacto con un Doctor de Fertilidad. Realmente les confieso, yo tenía mucho miedo porque sabía como había entrenado y el dolor era muy parecido a mi experiencia pasada, realmente no quería volver a tener la misma experiencia y me entristecía solo de imaginarlo. Realmente es una etapa dura que para muchas mamitas les cuesta superar, a pesar de que fue hace ya un rato yo moría de miedo. Gracias al apoyo de mi persona favorita, mi esposo, realmente poco a poco fui dejando ese miedo sintiéndome más segura.

Luego me cambié de Doctor, ya que no me sentía muy muy segura. Ya luego les cuento de mi Doctora. Pero quiero decirles que en base a mi experiencia realmente es súper importante la conexión con tú médico, porque te acompañará a ti y a tu bebe en todo el proceso. En mi caso quería alguien Pro-Parto y Pro-Lactancia. estaba totalmente segura que quería un embarazo y parto respetado y eso es algo que debemos buscar en los médicos ya que no todos cumplen con este requisito. Así que mi consejo es busca a un doctor que te de confianza para que te sientas segura.

Es súper importante el apoyo de los espositos con las futuras mamás hayan o no tenido una experiencia como la de una perdida, porque realmente nos ponemos súper sensibles y con muchos miedos. Admiro realmente a las mamás que llevan a cabo toda su gestación solitas, siendo mi mami una de ellas. Mi mamá realmente era la mejor y una guerrera para llevar toda esta experiencia solita.

Por aquí les comparto la primera foto de nuestro bebe que para ese entonces adoptó el nombre de EL CARAOTO jajajajajaja y a partir de aquí empezó esta maravillosa aventura.

Image_4

Gracias a Dios primeramente por permitirnos vivir esta experiencia de ser papás y porque todo ha salido bien hasta el momento, a mi mamita que está en el cielo por enseñarme lo que se y a mi esposo hermoso por su apoyo incondicional, su amor, y su gran esfuerzo por tener todo y que yo no me preocupe. Te amo y que Dios nos siga bendiciendo.

A partir de aquí, le tengo en otra publicación mis primeros síntomas de embarazo y como logré superarlos.

Me encantaría leerlas, y saber como te enteraste de que estabas embarazada.

Besos cibernéticos por aquí, las quiero un montón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s